Boris Johnson se mostró “decidido” a prohibir la pesca en el Atlántico Sur tras reunirse con el presidente de Argentina

Johnson visitó Argentina en 2018 – el primer ministro de Exteriores británico que lo hace en 25 años – en un momento en el que impulsaba una "idea descabellada" para el disputado Atlántico Sur, según revelan los diarios de su adjunto.

El ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, se reúne con el presidente Mauricio Macri en Buenos Aires, Argentina, el 22 de mayo de 2018. (Foto: Gobierno del Reino Unido)

  • A dos semanas de reunirse con el presidente Mauricio Macri, Johnson quiso anunciar una veda de pesca en las islas Sandwich del Sur reclamadas por Argentina
  •  Johnson había sido advertido de que la política corría el riesgo de una “nueva escaramuza de soberanía” con Argentina
  • Macri previamente “dio su bendición” al controvertido acuerdo entre el Reino Unido y Argentina que acordó “eliminar todos los obstáculos” para pescar en las disputadas Islas Malvinas
  • El exembajador argentino en el Reino Unido dice que “está claro para mí que Macri le dio luz verde a Johnson para prohibir la pesca en aguas argentinas”

Los diarios recientemente publicados de Alan Duncan, ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña para las Américas entre 2016 y 19, hacen nuevas afirmaciones sobre las intenciones británicas en el Atlántico Sur durante la presidencia de Mauricio Macri.

Macri, un empresario que fundó el partido derechista Cambiemos, arrasó con el poder a finales de 2015. Al año siguiente, su gobierno firmó un controvertido acuerdo con los británicos que prometía “eliminar todos los obstáculos” a la pesca en torno a las Islas Malvinas, reclamadas por Argentina.

Fue la primera “declaración positiva” firmada entre ambos países desde 1999 y marcó un nuevo nivel de cooperación sin precedentes entre los dos países que estuvieron en guerra en 1982. Ambos países conmemoran actualmente el 40º aniversario del conflicto, que se desarrolló entre abril y junio de ese año.

El gobierno argentino ordenó la semana pasada una investigación sobre las negociaciones en torno al acuerdo de 2016 después de que Declassified informara de las afirmaciones de Duncan de que su homólogo argentino estaba “borracho” cuando “estrechó la mano” en el acuerdo.

En sus diarios, Duncan también informó que el presidente Macri “dio su bendición” al acuerdo.

Durante la mayor parte de su mandato, el jefe de Duncan fue Boris Johnson, que fue secretario de Asuntos Exteriores entre 2016 y 18, antes de convertirse en primer ministro en 2019.

Ubicación de Georgia del Sur y las Islas Sandwich del Sur, territorios británicos de ultramar en el Atlántico Sur. (Mapa: Creative Commons)

‘Idea descabellada’

El 11 de enero de 2018, Duncan escribió en su diario: “Boris tiene la descabellada idea de declarar las aguas que rodean las Islas Sandwich del Sur como zona de no pesca. Aunque de todos modos casi no hay pesca allí, existe sin embargo un proceso de concesión de licencias y cuotas, que en su política está delicadamente equilibrado”.

Las Islas Sandwich del Sur son un territorio británico de ultramar situado en el Atlántico Sur que fue anexionado formalmente por el Reino Unido en 1908. Argentina ha reclamado la soberanía sobre el territorio desde 1938, calificando las aguas circundantes de “parte integrante” del territorio nacional argentino.

Duncan añadió: “Cualquier cambio en su administración actual supondría un riesgo de reafirmación de las reclamaciones de soberanía argentinas y resultaría perjudicial para el medio ambiente al empujar la pesca de krill que hay a aguas menos adecuadas donde los peces son más jóvenes.”

Más tarde ese mes, el 29 de enero, Duncan informó: “Una mesa redonda sobre las Islas Sandwich del Sur, y la cuestión de la pesca, en la Sala Entente Cordiale con Boris. Fue muy vergonzoso. Se tiró un farol y fanfarroneó sin saber nada de los detalles”.

Duncan afirmó que la política de Johnson tenía como objetivo ganar puntos con los grupos ecologistas. “Todo lo que quiere es hacer la pelota a las ONGs, y se niega a tomar una posición basada en la ciencia y el interés nacional”, escribió. “El problema es que le gusta caer bien”.

Dos días más tarde, Duncan añadió: “Boris se está volviendo loco con lo de ‘no pescar’ en el Atlántico Sur. Tuvimos un serio enfrentamiento, y le dije que se arriesgaba a destruir una política delicada, que ignoraba todos los consejos científicos, y que se arriesgaba a una nueva escaramuza de soberanía con Argentina”.

‘Aprovechamiento’

Cuatro meses después, en mayo de 2018, Johnson realizó un viaje oficial a Argentina, la primera visita al país de un ministro de Exteriores británico en 25 años. Seguía impulsando la “idea loca”.

La BBC informó en su momento: “El señor Johnson buscará aprovechar la mejora de las relaciones con Buenos Aires desde que el presidente Mauricio Macri llegó al poder en 2015”. Añadió: “El Sr. Macri ha hablado de levantar las restricciones sobre el petróleo, la pesca y la navegación en torno a las Islas Malvinas a medida que las tensiones disminuyan”.

El viaje de tres días, que se desarrolló del 19 al 22 de mayo, incluyó una reunión con Macri en la mansión presidencial de la Casa Rosada en Buenos Aires.

Tras la reunión, Johnson declaró: “Hay una sincronización ahora en lo que Argentina y el Reino Unido están haciendo porque Argentina está ahora comprometida en lo que se llama ‘reinserción inteligente’ en el mundo más amplio”. Y añadió: “Argentina nos brinda una magnífica oportunidad”.

El gobierno británico informó que Johnson y la entonces ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, firmaron un “acuerdo de cooperación, en línea con el espíritu del Comunicado Conjunto de septiembre de 2016”. El acuerdo, añadió, “se centra en el intercambio de buenas prácticas y actividades de formación”.

El ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, y la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, firman un acuerdo en Buenos Aires, el 21 de mayo de 2018. (Foto: Gobierno del Reino Unido)

‘Determinación’

Dos semanas después de regresar de Buenos Aires, Johnson tenía una renovada determinación de impulsar su política de no pesca y ahora contaba con el apoyo de la burocracia del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El 7 de junio de 2018, Duncan escribió: “BoJo está decidido a hacer el anuncio de no pescar en las Islas Sandwich del Sur, y parece que ha acordado con [subsecretario permanente (PUS) del ministerio de Asuntos Exteriores] Simon McDonald que él mismo dirigirá todos los asuntos oceánicos.”

Duncan añadió: “Está bien si eso es lo que quiere, pero el escurridizo PUS no me lo dice, ni tampoco BoJo; sólo llega como un correo electrónico de la oficina del PUS”.

Un subsecretario permanente (PUS) es el funcionario británico de mayor rango en un departamento y se encarga de dirigir sus actividades cotidianas. El hecho de que la oficina del PUS estuviera enviando correos electrónicos no solicitados a los funcionarios demuestra lo avanzado que estaba el plan tras el viaje de Johnson a Buenos Aires.

Una semana más tarde, Duncan añadió: “Boris sigue presionando para que se aplique la política de no pescar krill en el Atlántico Sur”.

No está claro si Johnson discutió la política de no pesca con Macri durante su viaje a Buenos Aires.

El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido no respondió a las preguntas de Declassified.

Pero al mes siguiente, en julio de 2018, Johnson renunció a su cargo de secretario de Asuntos Exteriores, matando efectivamente la propuesta.

Duncan informó sobre un mensaje de texto de despedida de Johnson que decía: “Tu opinión sobre el krill y los peces prevalecerá ahora, me temo. Sigamos trabajando juntos y buena suerte”.

Alicia Castro, embajadora de Argentina en el Reino Unido de 2012 a 15, dijo a Declassified: “La política del gobierno de Macri fue entregar la soberanía de las Malvinas y de todo el Atlántico Sur a los británicos. Me queda claro que Macri le dio luz verde a Johnson para prohibir la pesca en aguas argentinas. ¿Cómo si no iba a considerar legítimo anunciar una idea tan descabellada dos semanas después de reunirse con su nuevo aliado?”


JOIN US

Your support is vital and will help maintain our independent journalism, investigating UK policies and holding governments to account.

By supporting Declassified, you’ll also receive a range of benefits.

We depend solely on the public and trusts and foundations for financial support. To stay independent, we do not take money from governments or corporations.